Voluspa Maison Rouge Room & Body Spray 1
Voluspa Maison Rouge Room & Body Spray 3
Voluspa Maison Rouge Room & Body Spray 1
Voluspa Maison Rouge Room & Body Spray 2
Voluspa Maison Rouge Room & Body Spray

Una solución para cada problemática

Los aceites bases sirven de sostén y transporte a los aceites esenciales. Se utilizan para elaborar aceites de masajes de aplicación facial, corporal y capilar. Son aceites de origen vegetal obtenidos, idealmente, de primera prensa en frío para no alterar su composición, en ellos se diluyen pequeñas cantidades de Aceites Esenciales, de esta manera se elaboran los productos de masajes.

Los aceites bases se pueden utilizar solos o mezclados entre sí. Son aceites de textura densa y ricos en nutrientes, vitaminas, minerales, de escaso aroma para no interferir con las notas de los Aceites Esenciales, presentan afinidad con la piel por su contenido de ceramidas vegetales, aportan ácidos grasos esenciales, no son oclusivos, no son comedogénicos, apoyan la función de los Aceites Esenciales transportando los principios activos a las capas más profundas de la piel. Dadas esas características también pueden utilizarse solos.

ACEITE DE ALMENDRAS

Aceite corporal por excelencia. Es muy liviano y nutritivo.
Sirve para todo tipo de piel, incluso las sensibles o muy castigadas: da elasticidad y suavidad a la piel. Relaja y ablanda la piel inflamada y calma cualquier irritación.
Contiene vitaminas A, B y E, proteínas y sales minerales.
Se conserva bien por su contenido en vitamina E. 
Adecuado para bebés y niños.
Para aceite facial, baños capilares o para agregar a cremas.
Ablanda, relaja la piel, es emoliente.  Saca inflamaciones.
Se puede agregar una cucharadita a la crema que se usa habitualmente en cuello y rostro: potencia sus efectos.

ACEITE DE JOJOBA

Es una cera vegetal líquida. Posee un efecto suavizante, hidratante, emoliente, nutritivo y no graso.
Tiene una composición química similar al sebo de la piel por lo que es fácilmente absorbido por ella, es el más parecido a la piel.
Excepcional aceite multiuso.
Es rico en enzimas, proteínas y lecitina. Contiene fósforo, lo que explica que sea un tónico excelente para la red nerviosa facial, rico en vitaminas y minerales (vitamina A, E, B1, B2 y C, calcio y sodio – el sodio hace que la piel se hidrate). 
Suavizante, hidratante, emoliente, nutritivo y no graso.
Se considera un aceite excepcional y uno de los pocos casos en que un solo producto puede usarse tanto como crema humectante y suavizante.
Sirve para masajes, removedor de maquillaje, aditivo de todo tipo de cremas (por su poder humectante y suavizante), y como aditivo de champú y crema de enjuague (en el caso del champú mejora su poder limpiador).
Se puede agregar a la crema de afeitar (suaviza).
Da brillo, color y salud al cutis y a las manos, combate todo tipo de envejecimiento de la piel y en cuellos apergaminados se recomienda su uso reiterado mediante masajes y como complemento de una máscara nutritiva aplicada de forma inmediata.
Bueno para las manos, acné, labios secos y afecciones de la piel. Da brillo y color a la piel.
También puede aplicarse después de tomar sol para reducir las arrugas.
Alivia dolores articulares (artritis, artrosis).  
Es también indicado en eczemas y psoriasis.
Sirve para espesar cremas y para humectar el cabello agregado en champúes y cremas de enjuague y en mezclas faciales.
Se mantiene fresco durante más tiempo que la mayoría de los aceites porque es rico en vitamina E. Añádalo a los aceites de masaje para prologar la vida de los mismos.
Se empasta en un piel grasa, mezclarlo con aceite de almendras.

ACEITE DE GERMEN DE TRIGO

Aceite rico en proteínas y ácidos grasos esenciales (Omega 3 y 6).
Es hidratante, muy nutritivo, regenerador, adecuado problemas de piel, quemaduras de sol, eccemas y urticaria. Durante el embarazo se recomienda aplicarlo a diario mezclado con aceite de almendras dulces en partes iguales para evitar estrías (usar germen de trigo y almendras en partes iguales).
Es nutriente, flexibiliza y alisa la piel.
Mejora la piel seca, es bueno para curar quemaduras y ayuda cuando hay cicatrices, para que el tejido se reconstituya sin que queden marcas.
Es una fuente abundante de Vitamina E, un poderoso antioxidante, muy indicado para retrasar el envejecimiento cutáneo prematuro; conserva los productos.
Además es rico en proteínas y ácidos grasos esenciales.
Unas pocas gotas añadidas a los aceites de masaje prolongarán su tiempo de duración impidiendo que se deterioren.
Advertencia: algunas personas son alérgicas al germen de trigo.  No usar puro; es pesado: conviene mezclarlo con otros aceites.

ACEITE DE CALÉNDULA

Tiene propiedades antisépticas y cicatrizantes. Calma la piel y es efectivo en pieles irritadas y sensibles, especialmente tras la depilación.
Es excelente para bebés y embarazadas.
Está indicado para inflamaciones, reumatismo, congelaciones, dolores musculares, quemaduras, heridas, luxaciones, dermatitis.
Al ser rico en flavonoides (sustancias que mejoran la circulación) se recomienda para várices, hemorroides y para nutrir la piel en las zonas donde haya sequedad cutánea por mala circulación.

ACEITE DE ROSA MOSQUETA

Su alto contenido en vitaminas y proteínas le confieren propiedades cicatrizantes y reparadoras.
Ideal como antiarrugas, usar al 10 ó 20% (en bajo porcentaje), y para después de una cirugía plástica. También para agregar en cremas para el rostro y cuello.
Atenúa marcas del acné y de las estrías.

ACEITE DE PALTA

Es el llamado “Aceite de las siete vitaminas” por su gran poder nutritivo. Es el más nutritivo.
Tiene un alto porcentaje de vitamina A, del grupo B, menor cantidad de E y D y vitaminas C, K y P. Contiene también lecitina, proteínas y ácidos grasos insaturados.
Es pesado pero se absorbe fácilmente.
Mejora la elasticidad de la piel, en especial en pieles secas. Es antiarrugas.
También para pieles envejecidas o donde se necesita una rápida cicatrización.
En general se mezcla con un aceite más liviano.
Es un ligero protector solar; pero no reemplaza a los filtros, recordemos que el sol ahora está muy fuerte por el adelgazamiento de la capa de ozono.
Adecuado para masajear zonas con adiposidades y grandes grupos musculares.
Sirve para enriquecer la crema nutritiva habitual: bastan unas gotas. 
Advertencia: puede sensibilizar y producir alergia por lo que se recomienda probar antes de su uso (se prueba en el pliegue del codo, lado de adentro), si la piel reaccionó usar agua, sino agua y jabón, o agua con bicarbonato. No usar puro.

ACEITE DE COCO

Liviano, no graso, se absorbe fácilmente. Es muy nutritivo.
Tiene un notable perfume y da tersura a todo tipo de piel.
Especial para masajes corporales y reemplaza con eficacia a cualquier crema para masajes. También se lo ha usado en la composición de cremas bronceadoras.
Si es verdadero, suele solidificarse en invierno (todo o la parte de arriba), recupera su textura si se sumerge la botella en un recipiente con agua caliente
Es un aceite agradable.
Contiene vitaminas. 

ACEITE DE OLIVA

Es pegajoso, no es buen lubricante y tiene un olor fuerte.
Adecuado para pieles secas, escamosas o sensibles e irritadas.
Excelente como aceite corporal.
Este aceite posee inapreciables propiedades curativas, especialmente como lubricante de las articulaciones y músculos rígidos y doloridos.
Es el mejor para dolores articulares y musculares; se le agrega cajeput. 

ACEITE DE MAÍZ

Ligero pero nutritivo, de olor delicado y fresco, su precio es económico.
Apropiado para todas las pieles. Contiene vitaminas y minerales.

ACEITE DE GIRASOL

De textura ligera, su olor recuerda a las nueces. Es también muy barato.
Apto para todo tipo de piel, en especial grasas y acneicas.
Buena fuente de vitaminas y minerales.

ACEITE DE SEMILLA DE UVA

Su textura es ligera, de fácil absorción y es inodoro. 
Es económico. Adecuado para todo tipo de pieles, en especial las grasas.
Base óptima para aceites de masaje y puede ser mezclado con pequeñas dosis de aceites de mayor valor.