Voluspa Maison Rouge Room & Body Spray 1
Voluspa Maison Rouge Room & Body Spray 3
Voluspa Maison Rouge Room & Body Spray 1
Voluspa Maison Rouge Room & Body Spray 2
Voluspa Maison Rouge Room & Body Spray

Una solución para cada problemática

Las cremas forman parte de nuestra vida diaria. Son habituales para cualquier parte del cuerpo y con cualquier propósito. Corporales o faciales, las utilizamos para hidratarnos, como método antiarrugas, anticelulítico, para ver nuestra piel radiante.

El objetivo de la crema es proteger la epidermis de la agresión de los agentes externos (desde polvo o viento a la contaminación), y además, dar a la piel un aspecto más sano y luminoso.

Las cremas hidratantes o cremas de día

Tienen como función aportar frescura, salud y agua a nuestra piel. Sin embargo, hay que matizar esa última idea. La piel es impermeable y, como tal, no es posible aportar agua desde la superficie de la misma, por lo que la crema llega hasta la capa más superficial de la epidermis, que es la parte de la piel a la que se referirán palabras como “hidrata en profundidad”, presentes en algunos productos.

Las cremas de noche

Tienen como objetivo aportar a la piel una gran y eficaz acción reparadora. Si las comparamos con las cremas de día o hidratantes, una de sus mayores diferencias es que las de noche suelen llevar más grasa en su composición para que tenga una acción hidratante mayor y, además, pueden incluir otros principios activos, cuya función es ayudar a mantener la piel más joven y saludable.

Las cremas antiarrugas

Tienen como objetivo reducir el impacto del envejecimiento de la piel.

Crema para el contorno de ojos

Las ojeras, las bolsas o el aspecto apagado y grisáceo se convierten en un verdadero problema para muchas personas. Como la piel que rodea los ojos es especialmente fina, hay algunas cremas que se comercializan únicamente para esta zona. Las cremas específicas para el contorno de ojos, con una composición similar a las de las cremas de noche, pueden ayudar a este propósito. En este sentido, entre los componentes más beneficiosos encontramos antioxidantes, activadores de colágeno, concentrado de agua de rosas o ácido hialurónico.

El objetivo de las cremas exfoliantes es eliminar las impurezas retirando las células muertas a través de un proceso mecánico, es decir, en el que los propios consumidores toman un papel activo. Se tiene que masajear la piel mientras se esparce la crema, que produce una acción exfoliante gracias a sus ingredientes en grano, entre los que suelen destacar huesos de fruta muy triturados o microgránulos esféricos de cera de jojoba o ácido salicílico, entre otros.

Reafirmantes

Tonifican y alisan la piel, y ayudan a regenerar los tejidos de la dermis y epidermis.

Anticelulitis

Estas cremas anticelulitis ayudan a eliminar toxinas y restablecer la circulación de la piel para reducir inflamación y mejorar el aspecto de la misma.

Antiestrías

Las cremas antiestrías deben usarse como prevención más que como tratamiento posterior si se quiere que realmente funcionen, ya que ayudan a evitar la ruptura de la piel mediante una hidratación profunda.

Desmanchadoras

Se utilizan para zonas localizadas, ayudan a disminuir la acumulación de melanina así como proteger la piel con filtros solares.

Tipos de piel

Piel normal: La piel normal tiene una apariencia rosada y aterciopelada. Se recupera rápido tras hacer movimientos, es de color uniforme y sin rastros de grasa.

Piel seca: Es la piel de color blanquecino. Se agrieta fácilmente, se irrita y arruga con facilidad.

Piel grasa: Tiene una apariencia "sucia" y de color amarillento, regularmente se acompaña de puntos negros y mucho brillo.

Piel mixta: La piel mixta es una combinación de dos o tres tipos de piel por zonas en el mismo rostro.