Ciencia y Tecnología

DEFINICION DE CIENCIA
CLASIFICACION DE LAS CIENCIAS
TECNOLOGIA
TIPOS DE TECNOLOGIA
MEDIO AMBIENTE Y TECNONOGÍAS
TECNOCIENCIA Y SOCIEDAD
NANOTECNOLOGIA

ROBOTICA
CEREBRO ARTIFICIAL
INTELIGENCIA ARTIFICIAL
MECANICA CUANTICA
MEDICINA CUANTICA
ANTIMATERIA
NUEVOS DESCUBRIMIENTOS


Se denomina ciencia al conjunto de conocimientos estructurados sistemáticamente. La ciencia es el conocimiento obtenido mediante la observación de patrones regulares de razonamientos y de experimentación en ámbitos específicos, a partir de los cuales se generan preguntas, se construyen hipótesis, se deducen principios y se elaboran leyes generales y sistemas organizados por medio de un método científico.

Clasificación de las ciencias

Hasta el Renacimiento todo el saber que no fuera técnico o artístico se situaba en el ámbito de la filosofía. El conocimiento de la naturaleza era sobre la totalidad: una ciencia universal. Aristóteles usó los términos episteme y philosophia para clasificar las ciencias, pero con un significado y contenido muy diferente al de «ciencia» en la Modernidad, a saber:
• Teoría, que busca la verdad de las ideas, como formas y como sustancias. Este saber está constituido por las ciencias cuyo conocimiento está basado en el saber por el saber: Matemáticas, Física y Teología.
• Praxis o saber práctico encaminado al logro de un saber para guiar la conducta hacia una acción propiamente humana en cuanto racional: lo formaban la Ética, la Política, la Económica y la Retórica.
• Poiesis o saber creador, saber poético, basado en la transformación técnica. Lo que hoy día se englobaría en la creación artística, artesanía y la producción de bienes materiales
Posteriormente, las grandes transformaciones promovidas por los grandes adelantos técnicos plantearon la necesidad de nuevas ciencias y sobre todo nuevos métodos de investigación que culminarán en la ciencia moderna del siglo XVII. Entonces aparece un concepto moderno de clasificación que supone la definitiva separación entre ciencia y filosofía.
• La ciencia experimental se ocupa del estudio del mundo natural. Es decir, todo lo que pueda ser supuesto, detectado o medido a partir de la experiencia. En su trabajo de investigación, los científicos se ajustan a un cierto método, un método científico general y un método específico al campo concreto y a los medios de investigación.
• La ciencia aplicada consiste en la aplicación del conocimiento científico teórico (la llamada ciencia «básica» o «teórica» a las necesidades humanas y al desarrollo tecnológico. Es por eso que es muy común encontrar, como término, la expresión «ciencia y tecnología».
Las ciencias formales, son aquellas que crean su propio objeto de estudio; su método de trabajo es puro juego de la lógica, en cuanto formas del pensar racional humano, en sus variantes: la lógica y las matemáticas.
La ciencia es un elemento fundamental en la construcción de la civilización humana tomada en su conjunto. Las teorías científicas, al fin y al cabo, responden a las necesidades de los hombres y su evolución responde a la evolución que el hombre ha seguido en su concepción del mundo y la valoración de los hechos de la vida.

Tecnología


La Tecnología es el conjunto de conocimientos técnicos, científicamente ordenados, que permiten diseñar y crear bienes y servicios que facilitan la adaptación al medio ambiente y satisfacer tanto las necesidades esenciales como los deseos de la humanidad.
La actividad tecnológica influye en el progreso social y económico, tiene un carácter fundamentalmente comercial, lo que hace que esté más orientada a satisfacer los deseos de los más prósperos (consumismo) que las necesidades esenciales de los más necesitados, lo que tiende además a hacer un uso no sostenible del medio ambiente. Como hace uso intensivo, directo o indirecto, del medio ambiente, es la causa principal del creciente agotamiento y degradación de los recursos naturales del planeta.
Sin embargo, la tecnología también puede ser usada para proteger el medio ambiente y evitar que las crecientes necesidades provoquen un agotamiento o degradación de los recursos materiales y energéticos del planeta o aumenten las desigualdades sociales.

Tipos de tecnologías

Tecnologías duras: Se aplica a la informática, la micro – eléctrica el laser o a las actividades esenciales. Se basan en conocimiento de las ciencias duras, como la física o la química.
Tecnologías blandas: Se caracterizan por ser tecnologías en las que el producto no es un objeto tangible, pretenden mejorar el funcionamiento de las instituciones u organizaciones para el cumplimiento de sus objetivos. Se fundamentan en las ciencias blandas, como la sociología, la economía o la administración. Ejemplo: Educación, administración, contabilidad, etc.
Tecnologías apropiadas: Se considera así cuando tiene efectos beneficiosos para las personas y el medio ambiente. Las principales características que una tecnología debe tener para ser social y ambientalmente apropiada:
• No causar daño previsible a las personas ni daño innecesario a las restantes formas de vida (animales y plantas).
• No comprometer de modo irrecuperable el patrimonio natural de las futuras generaciones.
• Mejorar las condiciones básicas de vida de todas las personas.
• No ser coercitiva y respetar los derechos y posibilidades de elección de sus usuarios voluntarios y de sus sujetos involuntarios.
• No tener efectos generalizados irreversibles, aunque estos parezcan a primera vista ser beneficiosos o neutros.
La inversión de los gobiernos en tecnologías apropiadas debe priorizar de modo absoluto la satisfacción de las necesidades humanas básicas de alimentación, vestimenta, vivienda, salud, educación, seguridad personal, participación social, trabajo y transporte.
Tecnologías de punta: es un término publicitario que enfatiza la innovación, son usualmente tecnologías complejas que hacen uso de muchas otras tecnologías más simples. Este concepto está asociado a la vanguardia, enfatizando que es aquello que se encuentra en la primera posición o en el punto más avanzado, adelantado a los demás.

Medio ambiente y tecnologías


Siguiendo el objetivo principal de las tecnologías de transformar el entorno humano para adaptarlo mejor a las necesidades y deseos humanos, entendemos que el principal ejemplo de transformación de medio ambiente natural son las ciudades, construcciones completamente artificiales por donde circulan productos naturales como aire y agua, que son contaminados durante su uso. La tendencia, aparentemente irreversible, es la urbanización completa, En casi todos los países la cantidad de ciudades está en continuo crecimiento y la población de la gran mayoría de ellas está en continuo aumento. La razón es que las ciudades proveen mayor cantidad de servicios esenciales, puestos de trabajo, comercios, seguridad personal, diversiones y acceso a los servicios de salud y educación.
Este creciente suceso, genera problemas de difícil reversión. Cuando esta transformación o contaminación excede la capacidad natural de reposición o regeneración, las consecuencias pueden ser a modo de ejemplo:
• La deforestación.
• La contaminación de los suelos, las aguas y la atmósfera.
• El calentamiento global.
• La reducción de la capa de ozono.
• Las lluvias ácidas.
• La extinción de especies animales y vegetales.
• La desertificación por el uso de malas prácticas agrícolas y ganaderas.
Se pueden mitigar los efectos que las tecnologías producen sobre el medio ambiente estudiando los impactos ambientales que tendrá una obra antes de su ejecución. De todas formas, para eliminar completamente los impactos ambientales negativos no debe tomarse de la naturaleza o incorporar a ella más de los que es capaz de reponer, o eliminar por sí misma. De lo contrario se generan problemas que deberán ser resueltos por nuestros descendientes, con el grave riesgo de que en el transcurso del tiempo se transformen en problemas insolubles.
Desarrollo sustentable: El concepto tiene metas más modestas que el probablemente inalcanzable impacto ambiental nulo. Su expectativa es permitir satisfacer las necesidades básicas, no suntuarias, de las generaciones presentes sin afectar de manera irreversible la capacidad de las generaciones futuras de hacer lo propio. Además del uso moderado y racional de los recursos naturales, esto requiere el uso de tecnologías específicamente diseñadas para la conservación y protección del medio ambiente.

Tecnociencia y sociedad

La pareja ciencia-tecnología se ha convertido en recursos estratégicos políticos y económicos tanto para los Estados como para las industrias, no podemos desconocer que el desarrollo tecnocientífico puede aportar ventajas al bienestar de la sociedad, habría igualmente que tomar conciencia de que el cambio tecnológico está en la base de muchos de los problemas ambientales y sociales.

En la actualidad, los avances tecnológicos son usados en casi todas las actividades y por casi todas las personas. La utilización de la tecnología conduce a grandes controversias que suelen llevar a la falsa conclusión de que la tecnología es corruptora y perjudicial en si misma. Es necesario demostrar que esto es incorrecto, que en realidad la tecnología no es maligna sino que es mal utilizada por los humanos. La tecnología es creada para conseguir beneficios, para modificar la realidad, para mejorarla; pero muchas veces su verdadera función es mal entendida y se utiliza en actividades incorrectas como la fabricación de material bélico o el abuso que conlleva a adicciones
Pero la tecnociencia también tiene aplicaciones benéficas para la sociedad. Además de los riesgos, el desarrollo aporta nuevas formas de relación y nuevos valores. No podemos concluir que la tecnología sea buena, mala o neutra. Dependerá de la responsabilidad en el uso y del análisis preventivo de las consecuencias antes de tomar las decisiones.

Nanotecnología

La nanotecnología es la manipulación de la materia a escala atómica, molecular y supramolecular. La manipulación de la materia con al menos una dimensión del tamaño de entre 1 a 100 nanómetros. Esta definición refleja una categoría de investigación incluyendo todos los tipos de investigación y tecnologías que tienen que ver con las propiedades especiales de la materia que ocurren bajo cierto umbral de tamaño. Se caracteriza por ser un campo esencialmente multidisciplinar, y cohesionado exclusivamente por la escala de la materia con la que trabaja. Incluye diferentes disciplinas de la ciencia tan diversas como la ciencia de superficies, química orgánica, biología molecular, física de los semiconductores, microfabricación, etc
En su sentido original, la nanotecnología se refiere a la habilidad proyectada para construir elementos desde lo más pequeño a lo más grande, usando técnicas y herramientas, que actualmente están siendo desarrolladas, para construir productos completos de alto desempeño.
Por otra parte, la nanotecnología hace surgir las mismas preocupaciones que cualquier nueva tecnología, incluyendo preocupaciones acerca de la toxicidad y el impacto ambiental de los nanomateriales, y sus potenciales efectos en la economía global, así como especulaciones acerca de varios escenarios apocalípticos. Estas preocupaciones han llevado al debate entre varios grupos de defensa y gobiernos.

Robótica


La robótica es la rama de la tecnología que se dedica al diseño, construcción, operación, disposición estructural, manufactura y aplicación de los robots.
La robótica combina diversas disciplinas como por un lado: la mecánica, la electrónica, la informática, la inteligencia artificial, la ingeniería de control y la física. Otras áreas importantes en robótica son el álgebra, los autómatas programables, la animatrónica y las máquinas de estados.

Cerebro artificial

Cerebro artificial es un término utilizado habitualmente en los medios de comunicación para describir la investigación que pretende desarrollar software y hardware con habilidades cognitivas similares al cerebro humano o animal.
La investigación de «cerebros artificiales» desempeña tres papeles importantes para la ciencia:
1. Un intento constante de los neurocientíficos para entender cómo funciona el cerebro humano. Y de esta manera poder desarrollar nuevos tratamientos para enfermedades como el Alzheimer, la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de neurona motora.
2. Un experimento mental en la filosofía de la inteligencia artificial, demostrando que es posible, en teoría, crear una máquina que tenga todas las capacidades de un ser humano.
3. Un proyecto serio a largo plazo para crear máquinas capaces de una acción general inteligente o Inteligencia General Artificial.

Red neuronal artificial


Las redes de neuronas artificiales son un paradigma de aprendizaje y procesamiento automático inspirado en la forma en que funciona el sistema nervioso de los animales. Se trata de un sistema de interconexión de neuronas que colaboran entre sí para producir un estímulo de salida. En inteligencia artificial es frecuente referirse a ellas como redes de neuronas o redes neuronales. Una red neuronal se compone de unidades llamadas neuronas. Cada neurona recibe una serie de entradas a través de interconexiones y emite una salida.

Inteligencia artificial

La inteligencia artificial (IA) es un área multidisciplinaria que, a través de ciencias como las ciencias de la computación, la lógica y la filosofía, estudia la creación y diseño de entidades capaces de resolver cuestiones por sí mismas utilizando como paradigma la inteligencia humana. El objetivo es la creación de máquinas capaces de pensar.

La inteligencia artificial y los sentimientos

A veces, aplicando la definición de Inteligencia Artificial, se piensa en máquinas inteligentes sin sentimientos, que «obstaculizan» encontrar la mejor solución a un problema dado. Muchos pensamos en dispositivos artificiales capaces de concluir miles de premisas a partir de otras premisas dadas, sin que ningún tipo de emoción tenga la opción de obstaculizar dicha labor.

Hay que saber que ya existen sistemas inteligentes, capaces de tomar decisiones «acertadas».
Aunque, por el momento, la mayoría de los investigadores en el ámbito de la Inteligencia Artificial se centran sólo en el aspecto racional, muchos de ellos consideran seriamente la posibilidad de incorporar componentes «emotivos» como indicadores de estado, a fin de aumentar la eficacia de los sistemas inteligentes.
A los sistemas inteligentes el no tener en cuenta elementos emocionales les permite no olvidar la meta que deben alcanzar. En los humanos el olvido de la meta o el abandonar las metas por perturbaciones emocionales es un problema que en algunos casos llega a ser incapacitante. Los sistemas inteligentes, al combinar una memoria durable, una asignación de metas o motivación, junto a la toma de decisiones y asignación de prioridades con base en estados actuales y estados meta, logran un comportamiento en extremo eficiente, especialmente ante problemas complejos y peligrosos.
En síntesis, lo racional y lo emocional están de tal manera interrelacionados entre sí, que se podría decir que no sólo no son aspectos contradictorios sino que son –hasta cierto punto– complementarios.

Mundo virtual

Un mundo virtual es un tipo de comunidad virtual en línea que simula un mundo o entorno artificial inspirado o no en la realidad, en el cual los usuarios pueden interactuar entre sí a través de personajes o avatares, y usar objetos o bienes virtuales. Se trata de un metaverso.

Éste requiere su instauración en un servidor que provea el servicio en línea de forma persistente, activo y disponible 24 horas al día y todos los días. Aunque, hoy en día (2014) existe la posibilidad de establecer mundos virtuales de manera portable (en disco duro portable o una memoria tipo pendrive o USB). Toda vez que se intenta instaurar mundos, estos se configuran para que los usuarios (usualmente denominados Residentes) vivan e interactúen, generalmente en tiempo real. Los personajes, o avatares, son representados por gráficos en 2D, 2,5D o 3D según el mundo virtual y ello se soporta por medio de un Motor de videojuego.
Ya que en estos mundos virtuales es posible asignar escenarios en los que se representan entornos de realidad virtual, existe la posibilidad de conformar entornos con función para el juego de roles, la representación de mundos espejo o la Educación a distancia otorgando cualidades que van más allá de la actividad lúdica o el juego.

Mecánica cuántica

La mecánica cuántica describe, en su visión más ortodoxa, cómo en cualquier sistema físico –y por tanto, en todo el universo– existe una diversa multiplicidad de estados, los cuales habiendo sido descritos mediante ecuaciones matemáticas por los físicos, son denominados estados cuánticos. De esta forma la mecánica cuántica puede explicar la existencia del átomo y revelar los misterios de la estructura atómica, tal como hoy son entendidos; fenómenos que no puede explicar debidamente la física clásica o más propiamente la mecánica clásica.
Es el fundamento de los estudios del átomo, su núcleo y las partículas elementales

Medicina cuántica

Por medio de la aplicación de un sistema terapéutico cuya base es la de recibir cuántos de energía, los procesos biológicos recuperan sus niveles de energía normales para desarrollar cualquier actividad que necesiten realizar, creando así, las condiciones favorables para recuperar la salud, restableciendo un cierto orden desde lo más pequeño con la finalidad de que las células y las moléculas optimicen su memoria para un mejor funcionamiento de manera ordenada y eficiente. Según la medicina cuántica, en el momento que un organismo pierde su capacidad para mantener armónicamente las funciones que le corresponden aparece la enfermedad, y este malfuncionamiento mencionado, puede expresarse en cualquier tejido u órgano, por ello se dice que cada persona desarrolla una enfermedad diferente y con los síntomas habituales que la misma es capaz de manifestar.
Decimos entonces que, cuando se pierde el orden, se pierde también la capacidad de preservar la buena salud.
El sistema terapéutico que maneja la medicina cuántica, se encuentra compuesto por un equipo generador de energía, cuya unidad se denomina “Cuantos de energía”. Es capaz de penetrar la masa orgánica desencadenando procesos de re-polarización y resonancia según la condición en la que se encuentre el paciente a ser tratado, creando de esta manera, las condiciones adecuadas para que las alteraciones vayan mejorando y así se pueda combatir la enfermedad. La acción terapéutica de la medicina cuántica suele manifestarse en la totalidad del organismo, aunque debemos destacar que permite una acción mediante dispositivos focalizadores, en aquellas zonas del cuerpo que realmente lo necesitan.
Los beneficios obtenidos por la terapia de medicina cuántica son inmediatos a diferencia de los fisiológicos que van apareciendo gradualmente, y es importante considerar que las aplicaciones continuas, ayudarán al paciente a lograr un avance en cuanto a la reorganización de aquellas funciones alteradas en su organismo, pero hay que tener en cuenta que dicho avance dependerá de la continuidad y regularidad con la que se siga el tratamiento.

Medicina integral cuántica

La medicina integral cuántica ofrece soluciones definitivas a varias enfermedades sin producir ningún desequilibrio en algún área del organismo, como muchas veces sucede con la medicina clínica tradicional debido a la enorme evolución que ha sufrido la medicina integral cuántica, cada vez son más los especialistas que se dedican exclusivamente a tratar a sus pacientes con todos los elementos que encierra la medicina integral cuántica. Un claro ejemplo, es la Homeopatía y la Acupuntura.
La Medicina Cuántica es la ciencia de la conciencia, con una visión emergente y poco comprendida hasta ahora, cuyo origen está relacionado con la historia de la humanidad, el estudio se realiza en el gran laboratorio de la Naturaleza, en el ser humano vivo, en aquello que da vida y que permite moverse y respirar.

Terapia cuántica

Las técnicas de la Medicina Cuántica están diseñadas para unificar el núcleo del sistema cuerpo-mente. En ese núcleo se inicia el proceso de curación, y para alcanzarlo hay que traspasar los niveles más elementales del cuerpo, es decir, células, tejidos u órganos, hasta llegar al punto de encaje entre materia y mente.
Una Terapia Cuántica requiere que, los estímulos cuánticos recuerden a las células su original función tal como está concebida en el cuerpo mecánico cuántico.
Las técnicas de la Medicina Cuántica no pueden ser medidas con los actuales parámetros, están fuera de los convencionalismos científicos y religiosos, no obstante las técnicas cuánticas son aplicables a estados alterados de la salud y permiten recuperar armonía y vitalidad. La recuperación de la salud dependerá de variables particulares que un profesional debidamente entrenado en terapia cuántica podrá explicar al interesado.

Antimateria


En física de partículas, la antimateria es la extensión del concepto de antipartícula a la materia. Así, la antimateria es una forma de materia menos frecuente que está constituida por antipartículas en contraposición a la materia común que está compuesta de partículas El contacto entre materia y antimateria ocasiona su aniquilación mutua, esto no significa su destrucción, sino una transformación que da lugar a fotones de alta energía, que producen (rayos gamma) a 511.000 electrovoltios, y otros pares partícula-antipartícula.
La antimateria es indistinguible de la materia normal, de la que nosotros estamos hechos, la única diferencia está en su carga eléctrica opuesta. Si una partícula y una antipartícula llegaran a rozarse se anularían la una a la otra, provocando así su aniquilación.

¿Dónde está la antimateria?
Las hipótesis científicas aceptadas suponen que en el origen del universo existían materia y antimateria en iguales proporciones, sin embargo el universo que observamos aparentemente está compuesto únicamente por partículas y no por antipartículas. Se desconocen los motivos por los que no se han encontrado grandes estructuras de antimateria en el universo.

Usos de la antimateria
Si bien la antimateria está lejos de ser considerada una opción por su abrumador costo y las dificultades tecnológicas inherentes a su manipulación, las antipartículas sí están encontrando usos prácticos: la tomografía por emisión de positrones es ya una realidad. También se investiga su uso en terapias contra el cáncer, ya que un estudio del CERN ha descubierto que los antiprotones son cuatro veces más efectivos que los protones en la destrucción de tejido canceroso, y se especula incluso con la idea de diseñar microscopios de antimateria, supuestamente más sensibles que los de materia ordinaria. Pero el mayor interés por la antimateria se centra en sus aplicaciones como combustible, pues la aniquilación de una partícula con una antipartícula genera gran cantidad de energía.
Por ejemplo, se estima que sólo serían necesarios 10 miligramos de antimateria para propulsar una nave a Marte.

Nuevos descubrimientos:


Afirman que pronto se descubrirá un exoplaneta similar a la Tierra: A su juicio, cuando se produzca este hallazgo la humanidad tendrá que replantearse su lugar en el espacio.
Los astrónomos descubrieron el primer exoplaneta orbitando una estrella de tipo solar en 1995 y, desde entonces, se han descubierto más de 800 mundos fuera del Sistema Solar. Existen todavía algunos que están en fase de estudio y que, en un futuro próximo, se confirmarán sus características. Para el científico ha sido muy importante en este proceso el telescopio espacial Kepler de la NASA que ha marcado la presencia de 2.300 potenciales planetas desde su lanzamiento, en marzo de 2009.
Los primeros cuerpos en ser detectados eran los planetas calientes, tipo Júpiter, que por sus características eran mucho más fáciles de detectar. Con el tiempo, se ha ido observando el Universo con mayor detalle pero todavía no se ha logrado dar con un planeta exactamente igual que la Tierra.
Descubren un sistema estelar binario con dos planetas en órbita: El telescopio Kepler, de la NASA, especializado en la búsqueda de planetas extrasolares, ha descubierto a 4.900 años luz de la Tierra, en la constelación del Cisne un peculiar sistema planetario formado por dos planetas que están en órbita de dos estrellas. Se conocía ya un sistema estelar binario con un planeta girando a su alrededor, pero no una formación con dos de ellos, como es el caso del sistema bautizado Kepler-47.
Uno de los astros de este sistema doble tiene el tamaño del Sol, pero su brillo es solo de 84%, mientras que el otro astro es diminuto con un tercio del tamaño del Sol y menos del 1% de su brillo. En cuanto a los planetas, el interior, denominado Kepler 47-b da una vuelta completa en torno a las dos estrellas en menos de 50 días y el otro, Kepler-47c, en 303 días. Eso lo sitúa en la denominada zona de habitabilidad, que define una región en la que podría haber agua en estado líquido. Pero este planeta no sería apto para albergar vida porque debe ser un gigante gaseoso, ligeramente más grande que nuestro Neptuno.

El sistema binario con dos planetas a su alrededor da respuesta a la incógnita que tenían los astrónomos acerca de si sería posible la existencia de un conjunto así.

Tras una serie de cálculos estadísticos, el equipo de investigadores concluyó que habría en promedio 1.6 planetas por estrella en nuestra galaxia. El 17 por ciento de las estrellas tendrían un planeta con una masa comparable a la de Júpiter; mientras que el 52 por ciento de los planetas tendrían un planeta del tamaño de Neptuno; y el 62 por ciento del tamaño de las supertierras, planetas que son cinco a diez veces mayores que la Tierra.
Se estima que hay miles de millones de planetas con masas similares a la Tierra en órbita alrededor de las estrellas en la Vía Láctea.

Descubren dos planetas que orbitan alrededor de dos estrellas
Un equipo de astrónomos encontró dos nuevos planetas que orbitan alrededor de dos estrellas. La Universidad de Florida anunció este descubrimiento, en el que participaron algunos de sus astrónomos y que fue posible gracias al análisis de los datos obtenidos por la misión Kepler de la NASA.

Los científicos bautizaron a estos dos planetas como Kepler-34b y Kepler-35b. Ambos orbitan alrededor de una estrella binaria, un sistema compuesto de dos estrellas que orbitan mutuamente alrededor de un centro de masas común.

Los dos planetas recién descubiertos, que se cree que están formados fundamentalmente de hidrógeno y que soportan demasiada temperatura como para albergar vida, son dos gigantes de gas de muy poca densidad, comparables en tamaño a Júpiter, pero con mucha menos masa.

Estiman en miles de millones la cantidad de planetas habitables en el universo
El espectrógrafo cazador de planetas HARPS del Observatorio Europeo Austral (ESO) ha recogido imágenes que muestran que los planetas rocosos, no mucho mayores que la Tierra, son muy comunes en las zonas habitables en torno a estrellas rojas débiles. El equipo internacional encargado de la misión estima que debe haber decenas de miles de millones de planetas de este tipo sólo en la Vía Láctea, y probablemente haya cerca de una centena en las vecindades del Sistema Solar.

Se trata de la primera vez que se mide de forma directa la frecuencia de súper-Tierras en torno a enanas rojas, las cuales suponen el 80% de las estrellas de la Vía Láctea. El equipo de HARPS ha estado buscando exoplanetas orbitando alrededor de las estrellas más comunes de la Vía Láctea, las enanas rojas. Estas estrellas son débiles y frías en comparación con el Sol, pero muy comunes y longevas.

El equipo de HARPS hizo un sondeo, durante un periodo de seis años, de una muestra cuidadosamente seleccionada en los cielos australes compuesta por 102 estrellas enanas rojas. Se hallaron un total de nueve súper-Tierras, incluyendo dos en la zona de habitabilidad de Gliese 581 y Gliese 667 C respectivamente.

Combinando todos los datos y examinando la fracción de planetas existentes que podrían descubrirse, el equipo ha podido deducir cuán comunes pueden ser diferentes tipos de planetas en torno a enanas rojas.

Parece que los planetas más masivos, similares a Júpiter y Saturno, no son muy comunes alrededor de enanas rojas. Se cree que menos del 12% de las enanas rojas tendrían planetas gigantes (con masas de entre 100 y 1.000 veces la masa de la Tierra.

Astrónomos estudian cómo era el sistema solar en sus inicios

Un grupo internacional de científicos ha presentado observaciones a distintas longitudes de onda de estrellas que contienen sistemas planetarios en formación, revelando así similitudes y diferencias con nuestro sistema solar que pueden ayudar a entender en qué casos una joven estrella acaba rodeada de un sistema planetario.
La formación de sistemas planetarios similares a nuestro sistema solar es un proceso complejo que dura varios millones de años. La región conocida como Cefeo OB2, situada a 3 mil años luz, ofrece a los científicos una idea del ambiente en que se movía el joven Sol cuando se formó hace 4.600 millones de años. Dicha región contiene varias decenas de estrellas masivas y algunos cientos de estrellas muy jóvenes similares al Sol en sus comienzos.
La mayoría de las estrellas más jóvenes se encuentra rodeada de discos de gas y polvo, llamados discos protoplanetarios, y que en las estrellas más viejas estos discos ya han desaparecido, los científicos deducen que la formación de planetas debe ocurrir en etapas intermedias.

Combinando observaciones a distintas longitudes de onda, un grupo internacional de científicos estudió la estructura de discos protoplanetarios para buscar indicios de formación de planetas. En el estudio participaron astrónomos de la Universidad Autónoma de Madrid, el Instituto Max Planck en Heidelberg (Alemania), el Harvard-Smithsonian Center forAstrophysics (EE UU) y el Observatorio de Leiden (Holanda).

Los discos protoplanetarios tienen un tamaño típico unas cinco veces mayor que la órbita de Plutón y una masa varias veces mayor que la masa contenida en todos los planetas del sistema solar. La masa está compuesta en su mayor parte de gas, con una pequeña porción de polvo de silicatos y otros elementos, en una proporción de 100 partes de gas por una de polvo.

La estrella central calienta el disco, de manera que la parte interna alcanza temperaturas de unos 1.200º C, mientras que las partes más alejadas se encuentran a unos -240ºC.

Las observaciones muestran que en los discos de edades intermedias los granos de polvo se han aglomerado en partículas con tamaños similares a la arena fina y composición química parecida a la observada en el polvo de los cometas del sistema solar.

Todas estas observaciones permiten a los investigadores suponer cómo fueron los comienzos del sistema solar y de otros extrasolares. También muestran que la evolución de los discos no es la misma en todas las estrellas, lo cual podría dar origen a distintos tipos de sistemas planetarios, o incluso a estrellas donde el disco es eliminado sin llegar a formar planetas.

Siete planetas podrían albergar vida

Siete planetas de la Vía Láctea podrían albergar vida según el Catálogo de Exoplanetas Habitables (HEC) correspondiente al 2012 elaborado por la Universidad de Puerto Rico.
La primera actualización del catálogo, realizada en el año 2011 registró sólo dos planetas posiblemente habitables, por lo que el añadir cinco más ha superado todas las expectativas.

Abel Méndez, investigador principal del trabajo, dijo que esto ha resultado toda una sorpresa, porque se esperaba añadir tal vez uno o dos planetas.
Los siete candidatos son los planetas Gliese 581g, Gliese 581d, 85512b HD, Kepler 22b, Gliese 667Cc, Gliese 163c y HD 40307g.
Aunque todos estos son bastante más grandes de la Tierra se consideran potencialmente habitables. Actualmente hay unos 80 exoplanetas de tamaño similar al de la Tierra, de los cuales sólo unos pocos tienen las condiciones para tener agua líquida en la superficie.

El proyecto para catalogar estos cuerpos celestes se inició cuando empezaron a proliferar las informaciones sobre posibles planetas habitables y ante la necesidad de organizar esta información debido a la confusión que comenzó a generarse.

La amenaza de los planetas errantes
Un nuevo tipo de planetas fue descubierto por los científicos, llamados mundo errantes parecen flotar en solitario en el espacio, alejados del sistema solar que alguna vez los alojó.

El estudio fue publicado en la revista especializada The Astrohysical Journal, en donde se pretende explicar que estos planetas pueden haber sido capturados por las miles de millones de estrellas que se encuentran en la galaxia. Las investigaciones de los científicos concluyeron además que si el número de planetas errantes iguala al de las estrellas, existe una probabilidad entre el tres y seis% de que las estrellas atraigan a uno.
En nuestro sistema solar, aún no se encuentra un nuevo planeta, sin embargo, existe la posibilidad.

Descubren dos exoplanetas muy próximos entre si
Dos exoplanetas, uno rocoso como la Tierra y otro gaseoso como Neptuno, orbitan a una distancia muy reducida uno del otro, un descubrimiento que intriga a los astrónomos que nunca habían observado un fenómeno similar.

Estos planetas se sitúan a 1.200 años luz de la Tierra. Este sistema estelar fue bautizado con el nombre de Kepler-36, en honor a un telescopio espacial estadounidense dedicado a la búsqueda de planetas que están fuera de nuestro Sistema Solar (exoplanetas).
Estos dos planetas pasan muy cerca uno del otro, indicó Josh Carter, del Centro de Astrofísica de Harvard-Smithsonian, y uno de los autores principales de estas investigaciones.
Los dos planetas alcanzan su punto más cercano cada 97 días en promedio y están separados por una distancia cinco veces inferior a la que existe entre la Tierra y la Luna, lo que se traduce en alrededor de 1,9 millones de kilómetros. Estos astrónomos descubrieron los dos planetas analizando los datos recopilados por el telescopio Kepler, capaz de detectar un exoplaneta cuando éste pasa por delante de una estrella disminuyendo entonces brevemente su esplendor.

Este nuevo sistema planetario posee solamente estos dos planetas en órbita alrededor de una estrella que podría parecerse a nuestro Sol, pero varios miles de años más vieja. El planeta más próximo de la estrella, Kepler-36b, es rocoso como la Tierra, alrededor de 1,5 veces más grande que ésta, y posee una masa 4,5 veces superior. Este planeta órbita alrededor de su estrella en 14 días a una distancia promedio de menos de 17,7 millones de kilómetros.
El segundo planeta, Kepler-36c, es gaseoso y 3,7 veces más grande que la Tierra, así como con una masa ocho veces superior.
Una proximidad tal entre dos exoplanetas provoca también enormes fuerzas gravitatorias que los comprimen y expanden, apuntan estos astrónomos, que tratan de comprender cómo estos dos planetas tan diferentes han podido encontrarse en órbitas tan próximas. En nuestro Sistema Solar, los planetas rocosos como la Tierra, Marte y Mercurio están próximos al Sol, mientras que los que son gaseosos como Jupiter, Saturno, Uranio y Neptuno evolucionan a una distancia mayor.

La NASA descubrió un planeta habitable fuera del sistema solar
La NASA anunció que el telescopio espacial Kepler confirmó la existencia de un planeta habitable fuera del sistema solar.
Kepler 22b, detectado por primera vez en 2009 y ubicado a unos 600 años luz de la Tierra, es el primer exoplaneta confirmado por la NASA como apto para la vida.

Los astrónomos lo vieron pasar delante de su estrella tres veces y que las condiciones para la vida son adecuadas en términos de agua, temperatura y atmósfera, lo cual no significa que a ciencia cierta realmente existe vida allí. Kepler 22b tiene 2,4 veces el radio de la Tierra, lo cual lo incluye en el grupo de los planetas denominados superterrestres, y gira alrededor de su estrella similar al Sol cada 290 días. Los científicos estiman que su temperatura en la superficie es en 22 grados Celsius, pero no saben si el planeta es rocoso, gaseoso o líquido.
Kepler es la primera misión de la NASA en busca de planetas como la Tierra orbitando estrellas similares al Sol. Este telescopio espacial, que costó a la NASA unos 600 millones de dólares, está equipado con la mayor cámara jamás enviada al espacio y se espera que continúe enviando información a la Tierra por lo menos hasta noviembre de 2012.
Astrónomos franceses ya habían confirmado el primer exoplaneta rocoso que reúne las condiciones clave para el sostenimiento de la vida, el Gliese 581d. Además, astrónomos suizos informaron en agosto de otro planeta, el HD 85512 b, ubicado a unos 36 años luz de distancia, como potencialmente habitable. Pero estos dos planetas están orbitando estrellas más pequeñas y más frías que el Sol.
Un total de 48 exoplanetas y exolunas tendrían capacidad para albergar vida fuera del sistema solar, entre un total de 2.326 potenciales planetas identificados por Kepler, según la clasificación del Laboratorio de Habitabilidad Planetaria de la Universidad de Puerto Rico en Arecibo.

Los planetas influirían en la actividad magnética del Sol

El Sol presenta un ciclo de once años, a lo largo del cual su actividad magnética varía entre un mínimo y un máximo. Pero, además de este ciclo de once años, basado en el número de manchas que aparecen en la superficie del Sol, también se ha observado la existencia de otros ciclos de actividad magnética con periodos más largos de 88, 104, 150, 208 y 506 años. Un grupo de físicos ha encontrado una coincidencia excelente entre los ciclos de periodo largo de actividad solar y los efectos de marea debidos a los planetas.
Los Mínimos de Maunder son prolongados intervalos de tiempo en los que el Sol, prácticamente, no presenta manchas. Poco después de que Galileo Galilei observara las manchas solares, éstas dejaron de apreciarse. En concreto, entre aproximadamente 1645 y 1715 apenas se detectaron manchas solares. Eso coincidió con un periodo de enfriamiento de la Tierra (al menos en el hemisferio norte) que se conoce como la pequeña edad de hielo. Esta pequeña edad de hielo comenzó poco después de que dejara de haber manchas.
Este equipo internacional ha reconstruido minuciosamente la actividad magnética solar de los últimos diez mil años analizando para ello la concentración de isótopos cosmogénicos (los isótopos berilio-10 y carbono-14) en testigos de hielo de la Antártida y de Groenlandia. La serie temporal obtenida muestra unas periodicidades, aparte del conocido ciclo solar de once años, para las cuales no existía hasta ahora ninguna explicación en el marco de la teoría dinamo (es decir, la teoría que intenta dar cuenta de cómo se generan los campos magnéticos solares y estelares).

El Sol no rota rígidamente, sino que posee una rotación diferencial en latitud y en profundidad; en particular, las regiones en el ecuador rotan más rápido que las de los polos. Pero esta rotación diferencial se da tan solo en el 30% más externo del Sol, en la llamada zona de convección. Bajo esta zona se encuentra la zona radiativa, en la que la energía se transporta por radiación (fotones) y donde la rotación es casi rígida. Justo entre las zonas convectiva y radiativa existe una delgada capa, la tacoclina, donde se produce una transición muy marcada entre ambas zonas. Esta capa es crucial para el almacenamiento y amplificación del campo magnético solar, puesto que en ella se localizarían inicialmente los intensos tubos de flujo magnético que en algún momento originarán las manchas solares que se observan en la superficie.
Si la tacoclina estuviera un poco achatada y se desviase ligeramente de la simetría axial, los planetas podrían ejercer pares de fuerzas sobre la tacoclina por efecto marea. El efecto de marea, aunque pequeño, y hasta ahora despreciado, podría ser suficiente para afectar la capacidad de la tacoclina para almacenar los tubos de flujo magnético, precursores de las manchas.

El efecto de los planetas, a través de las fuerzas de marea, podría modificar ligeramente la estabilidad de la estratificación del gas en la tacoclina. Muchos científicos suponen, desde los años 80, que las manchas solares son simplemente grandes tubos de flujo magnético que ascienden desde esa tacoclina hasta la superficie del Sol, atravesando unos 200.000 km de zona convectiva.

Este grupo de físicos supone que cuando hay un Mínimo de Maunder no significa que no llegue campo magnético a la superficie, sino que ese campo no llega en forma de manchas. El campo magnético en la superficie terrestre, que ponemos de manifiesto con una brújula, puede tener una intensidad de entre 0,25 y 0,65 Gauss. Si los tubos de flujo no llegan a alcanzar los aproximadamente 100.000 Gauss, porque la estabilidad de la estratificación del gas en la tacoclina ha sido perturbada por el efecto de marea de los planetas, entonces éstos no mantendrían su identidad al atravesar la zona de convección y no podrían llegar a la superficie en forma de estructura coherente que diese lugar a manchas solares.
Si todo lo relatado aquí se cumpliera, deberían encontrarse los mismos periodos en la actividad solar que en el torque ejercido por los planetas.
La influencia de los planetas sobre el magnetismo solar a larga escala temporal es una hipótesis interesante, que daría una explicación natural a los periodos de entre ochenta y ocho y dos mil doscientos años presentes en el registro de la actividad magnética solar. Si esto fuese así, este estudio puede tener implicaciones muy importantes para entender mejor cómo funciona el Sol y, en particular, la actividad magnética solar.

Antártida: investigan el impacto de la actividad solar en el clima

Un grupo de científicos australianos buscan en la Antártida evidencias de partículas de rayos cósmicos, provenientes de supernovas, que se encuentran atrapadas en el hielo, para estudiar su impacto en el clima de la tierra durante el pasado milenio.
Los físicos Andrew Smith y Ulla Heikkila han viajado hasta ese continente para recoger muestras de hielo y medir la presencia de isótopos de berilio, partículas que se crean cuando los rayos cósmicos chocan en la atmósfera terrestre con el oxígeno.
El Sol tiene un papel protector contra los rayos cósmicos gracias a la Heliosfera, una especie de burbuja creada por los vientos solares para desviar estos rayos.
Si la actividad solar es menor, la Heliosfera se debilita y permite una mayor entrada de rayos cósmicos en la atmósfera terrestre, generando más isótopos de berilio que quedan atrapados a lo largo del tiempo entre las capas de nieve en la Antártida. Los científicos esperan encontrar muestras milenarias en la Bóveda Law, en el este del Polo Sur, para someterlas a pruebas especializadas en los laboratorios.
Los dos científicos indicaron que las fluctuaciones en la cantidad de energía emitida por el Sol han tenido un rol poco significativo en el cambio climático en el último siglo, aunque no descartan que durante períodos mayores de tiempo hayan tenido una importancia más relevante.

La Voyager 1 está saliendo del sistema solar
La nave acaba de entrar en una nueva y desconocida región del espacio parecida a una autopista magnética. La sonda Voyager 1, lanzada al espacio en 1977, hace 38 años, acaba de entrar en una nueva y desconocida región de los confines del Sistema Solar.
Según los científicos se trata de una especie de autopista magnética a lo largo de la cual las partículas procedentes del Sol abandonan para siempre los dominios del astro rey para adentrarse definitivamente en el espacio interestelar. El nombre responde al hecho de que allí, a 18.500 millones de km. de la Tierra, las líneas del campo magnético del Sol se conectan con las que proceden de otras estrellas. Es esa conexión la que permite a las partículas solares de la heliosfera abandonar definitivamente nuestro sistema planetario.
Justo antes de entrar en esta región extrema, las partículas rebotan en todas direcciones siguiendo las líneas del campo magnético del propio Sol. Unas líneas internas que no les permiten abandonar la heliosfera. La nueva región es, pues, el último obstáculo fronterizo antes de salir definitivamente de los dominios de nuestra estrella particular.
Desde diciembre de 2004, cuando la Voyager 1 entró en la heliopausa (donde el viento solar se detiene y se une con el que procede de otras estrellas), la nave ha estado viajando, y explorando, a través de territorios completamente desconocidos. Durante los primeros cinco años a partir de ese momento, los datos de la Voyager 1 fueron los esperados, pero entonces la nave detectó que la velocidad del viento solar se había reducido a cero y que al mismo tiempo aumentaba la intensidad del campo magnético.
En mayo del año 2012, el mismo instrumento detectó un súbito incremento (del 5%) de los rayos cósmicos de alta energía procedentes de la galaxia. Un incremento que volvió a detectarse dos meses después. Solo que esta segunda vez estuvo acompañado por una drástica reducción de las partículas de baja energía. El fenómeno duró solo cuatro días, pero ya por agosto los instrumentos detectaron un aumento todavía mayor en la cantidad de rayos cósmicos. Comparado con los datos de los primeros meses de ese año, el aumento era de cerca del 30%. Y vino acompañado por un descenso de más de mil veces en el número de partículas solares. Fue entonces cuando los investigadores se dieron cuenta de que la Voyager 1 había entrado en una nueva región, aunque quizá aún no del todo fuera de la heliosfera.

La NASA detectó una mancha solar gigante

El Observatorio de Dinámica Solar de la NASA observó una erupción solar en la parte este del Sol el 16 de abril. Se trata de la aparición de una nueva zona de manchas solares en la cara del Sol que da hacia la Tierra.
Los investigadores del Laboratorio de Dinámica Solar de la NASA llaman a esta nueva región mancha solar monstruosa y tiene un diámetro de más de 59,900 millas.
Estas erupciones comunmente están asociadas con las eyecciones de masa coronal, que son partículas solares lanzadas al espacio a millones de millas por hora. Esto fue lo que ocurrió en este caso, pero la expulsión no estuvo dirigida hacia la Tierra.

Logran captar el movimiento de los gases en una llamarada solar
Un grupo de científicos identificó las primeras imágenes del movimiento de gases en los albores de una violenta erupción solar. Una eyección de gases, a un millón de grados y de larga persistencia, denominada anillo coronario.
Los anillos coronarios son unas erupciones en la atmósfera del Sol causados por perturbaciones en su campo magnético. Son aros de fuego que se suelen dar en las zonas más activas de la superficie de la estrella. Regiones que son el origen de las violentas erupciones solares conocidas como Eyecciones de Masa Coronaria. El grupo de científicos ha podido observar por primera vez el movimiento de los gases que los forman.
El estudio de estos movimientos permitirá conocer con más detalle cómo se calientan estos anillos y como se mantienen en la superficie del Sol. Las imágenes ofrecidas por el satélite Hinode han mostrado chorros de plasma desplazándose a velocidades de 20 kilómetros por segundo dentro de estos aros.
La actividad solar sigue ciclos regulares. Durante estos periodos la atmósfera del Sol emite potentes llamaradas con capacidad de afectar severamente a la Tierra.

La NASA lanzó 2 sondas para estudiar los anillos radiación de la Tierra
Un cohete no tripulado Atlas 5 despegó desde la base de la Fuerza Aérea en Cabo Cañaveral, Florida, para colocar un par de satélites científicos de la NASA fuertemente protegidos con los que pretende estudiar los anillos de radiación de la Tierra.
En la parte superior lleva las sondas gemelas RadiationBelt Storm Probes, que se espera pasen dos años dando vueltas en torno a los cinturones de radiación de Van Allen, una región hostil que rodea la Tierra y que la mayoría de las naves espaciales tratan de evitar. Bautizados con el nombre del físico de la Universidad de Iowa James Van Allen, los dos cinturones con forma de rosquilla, formados por partículas atrapadas, fueron descubiertos en 1958 por el Explorer 1, el primer satélite científico. Se sostienen por el campo magnético terrestre, que atrapa las partículas con carga eléctrica del Sol y el espacio profundo.
Entender el fenómeno es algo más que una simple curiosidad científica. Cada nave que orbita la Tierra, entre ellas la Estación Espacial Internacional de 100.000 millones de dólares y sus tripulantes, vuelan a través de estas regiones con elevada radiación, que pueden degradar los paneles solares y perjudicar los aparatos electrónicos.
Se espera que los satélites pasen los dos próximos años volando en tandem a través del corazón de los cinturones de radiación. El interno comienza a unos 1.046 kilómetros encima de la Tierra y se extiende hasta los alrededor de 12.875 kilómetros, aunque en ocasiones puede bajar hasta los 201 kilómetros. La Estación Espacial vela a unos 402 kilómetros por encima de la Tierra.

Las sondas con energía solar, protegidas fuertemente para operar en los anillos de radiación, vuelan en unas órbitas ligeramente diferentes y elípticas inclinadas 10 grados hacia el Ecuador, lo que les permitirá cruzarse periódicamente. Las operaciones científicas tienen previsto comenzar tras una comprobación de instrumentos. Las mediciones duales son clave para entender cómo se hinchan y contraen los anillos con el tiempo y en respuesta a la actividad solar.
UnitedLaunch Alliance es una sociedad de Lockheed Martin y Boeing. La misión tuvo un costo de 686 millones de dólares, sumando el lanzamiento del vehículo.

Unos objetos perforan los anillos de Saturno

Científicos que trabajan con imágenes de la nave espacial Cassini de la NASA descubrieron unos extraños objetos de poco más de 800 metros de diámetro perforando uno de los anillos de Saturno y dejando un rastro brillante a su paso. Estos pequeños objetos parecen chocar con el anillo a velocidades de alrededor de 2 metros por segundo. Las colisiones arrastran partículas de hielo brillantes y dejan un rastro de 40 a 180 kilómetros de largo.
El fenómeno ocurre en el exterior de uno de los anillos principales de Saturno, llamado el anillo F, que tiene una circunferencia de 881.000 kilómetros. Los científicos han llamando a estos rastros minijets y encontraron 500 ejemplos de estos instrusos en 20.000 imágenes tomadas por la Cassini durante los 7 años que ha permanecido en torno a Saturno.
Los astrónomos ya conocían que objetos relativamente grandes pueden crear canales, ondas y bolas de hielo en el anillo F. Sin embargo, no sabían qué pasaba con estas bolas después de haber sido creadas. Algunas son destruidas por las colisiones y las fuerzas de marea en su órbita alrededor de Saturno. Los científicos tienen pruebas de que algunas de las más pequeñas pudieron sobrevivir, y sus órbitas diferentes significan que van moviéndose a través del anillo F por su cuenta.

Los anillos de Saturno están compuestos principalmente por agua helada. Los trozos de hielo que forman los anillos principales se encuentran a 140.000 kilómetros del centro de Saturno. Los científicos creen que el grosor de los anillos, en promedio, es de aproximadamente 10 metros.

La radiación de Marte es tolerable para los humanos

El explorador Curiosity reveló que los niveles de Marte no son, de acuerdo con las mediciones iniciales, letales para los humanos. Los astronautas pueden vivir en ese ambiente, dijo Don Hassler, investigador principal del detector de radiación del Curiosity.
Hay que sumar la radiación total que uno absorbería durante los ocho a nueve meses que toma llegar a Marte, y los ocho a nueve meses de regreso, sin mencionar el tiempo que uno permanezca sobre la superficie de ese planeta. Un astronauta necesitaría estar al menos seis meses en la superficie, y mantenerse dentro de los niveles de radiación. Nunca se había medido la radiación en la superficie de otro planeta, hasta ahora.
Con el tiempo, los investigadores tendrán todas las cifras de radiación para crear una mejor evaluación de exactamente cuánta radiación una persona experimentaría durante un viaje a Marte. Desde el Curiosity llegó el 6 de agosto a ese planeta, el vehículo no ha registrado ninguna erupción solar ni algún fenómeno de partículas solares. Pero sí detectó ese tipo de fenómenos mientras se dirigía a Marte.
Parece que las medidas de radiación son un factor menor que durante el viaje, algo que no sorprende dado que la atmósfera del planeta ofrece algo de protección. Cuando un fenómeno de partículas solares ocurre, eso les dirá más a los investigadores sobre los picos en la radiación que los astronautas podrían experimentar. Es importante entender cuánta radiación llega al planeta para tener más elementos de juicio sobre la habitabilidad de Marte, en el pasado, el presente y en el futuro.
El Curiosity también ha medido las variaciones en la presión atmosférica en el planeta. Los científicos encontraron que hay variaciones diarias en la presión. Marte no protege su superficie de la radiación de la misma forma en que lo hace la Tierra. Marte parece haber perdido su campo magnético global hace 3.500 millones de años, mientras que la Tierra todavía tiene uno. Y el grosor de la atmósfera de Marte es alrededor de 1% de la de la Tierra.
Los científicos también están usando al Curiosity para medir el viento y el clima en Marte. En este momento, el área en donde está el vehículo está en primavera. Las temperaturas serán más cálidas en los próximos meses en tanto el planeta se acerca al sol; éste es factor para determinar la estación en Marte. Curiosity está estacionado en un área llamada Rocknest, en donde ha tomado varias paladas del suelo. Esas paladas ayudan a limpiar los instrumentos del vehículo, y parte de esa tierra es analizada para mineralogía.
Los científicos de la Nasa trabajaron en tiempo marciano los primeros 90 días marcianos de la misión, pero ahora trabajan en tiempo terrestre para poder estar en casa con sus familias.

Pan, la luna de Saturno con forma de platillo volador
Este satélite había permanecido oculto dentro de sus anillos y no había podido ser fotografiado al detalle, pero ahora fue capturado por la sonda Cassini.
La acumulación de grandes cantidades de partículas heladas de los propios anillos fue el ambiente propicio para que Pan naciera. Este satélite mide apenas unos 20 kilómetros de extremo a extremo y posee una extraña prominencia en sus zonas ecuatoriales, lo que refuerza su apariencia de platillo volador.
La imagen transmitida a la Tierra por Cassini desde Saturno, encontró que la luna Pan es luminosa, porosa y helada. Es decir, que tienen exactamente las mismas características de las partículas que forman los anillos. Los expertos creen que un tercio y la mitad del material que componen estas lunas proceden de los anillos de Saturno y que se acumula alrededor de fragmentos de roca, procedentes de colisiones sucedidas hace millones de años.

Descubren un anillo de antimateria que rodea la Tierra

Un equipo de científicos de varios países halló un anillo de antimateria, llamada antiprotones, que envuelve la Tierra. El descubrimiento fue publicado en el Astrophysical Journal Letters y confirma la teoría de que el campo magnético del planeta puede atrapar la antimateria.

Los antiprotones pueden chocar contra las moléculas que componen la atmósfera de la Tierra creando una lluvia de partículas, muchas de las cuales se quedan atrapadas en el campo magnético de los cinturones de Van Allen, formados de materia normal atrapada.

La antimateria se aniquila si entra en contacto con los protones normales, por lo que este anillo es la evidencia de que las bandas de antiprotones, análogas a los cinturones de Van Allen, retienen la antimateria en el lugar, al menos hasta que encuentran a la materia normal de la atmósfera y mueren.

En el 2012, el sol emitió una burbuja del tamaño de Júpiter, otro signo violento del incremento de su actividad.
Este fenómeno, llamado eyección de masa coronal, característico de los momentos de máxima actividad solar, puede ser inofensivo y hasta pasar inadvertido pero muy peligroso si la onda emitida logra penetrar el campo magnético de la Tierra. En ese caso, se dañan los circuitos eléctricos y la comunicación.
El acontecimiento del 16 de abril de ese año fue una erupción mediana con forma de gruesa protuberancia que luego estalló como una pompa de jabón y arrojó parte de su contenido a la atmósfera. Esta vez no hubo consecuencias.
En una eyección de masa coronal, el sol arroja más de mil millones de toneladas de partículas a una velocidad de varios miles de kilómetros por segundo. Si bien el campo magnético del planeta lo protege desviando estas partículas, la magnetósfera no es estanca. Cuando esas partículas logran atravesar ese escudo y llegar a la Tierra, provocan auroras boreales y australes. La energía que recibe la atmósfera es rechazada y reenviada hacia el espacio.
Cuando estas son muy intensas pueden comprometer los sistemas eléctricos y de comunicaciones.

Científicos desvelan el misterio de los electrones que provocan auroras boreales
Científicos del Massachusetts Institute of Technology (MIT) lograron explicar el misterio de los electrones de alta velocidad en el espacio que son lo que causan las auroras. Según los resultados obtenidos, la clave está en el extremo de la magnetosfera terrestre cuya parte activa es 1.000 veces más grande de lo que se pensaba hasta ahora.
Los expertos han señalado que este hallazgo permitirá predecir mejor las corrientes de alta energía de electrones en el espacio que pueden dañar los satélites.
El estudio se realizó por medio de una simulación por computadora que muestra que la región activa en el extremo de la magnetosfera de la Tierra es aproximadamente 1.000 veces más grande de lo que se pensaba. Esto significa que el volumen del espacio energizado por estos acontecimientos magnéticos es suficiente para explicar el gran número de electrones de alta velocidad detectados en las diferentes misiones de naves espaciales, incluyendo la misión Cluster.

Para resolver el problema se utilizó una de los supercomputadoras más avanzadas del mundo. El equipo informático, llamado Kraken, tiene 112.000 procesadores trabajando en paralelo y consume tanta electricidad tanto como una ciudad pequeña.
El viento solar se extiende hacia la Tierra como líneas de campo magnético, de manera que la energía se almacena como una banda elástica que se estira y que cuando las líneas de campo paralelas se reconectan, liberan la energía una sola vez.
Esa liberación de energía es lo que impulsa a los electrones de gran energía (decenas de miles de voltios) de nuevo hacia la Tierra, donde impactan en la atmósfera. Lo que había desconcertado a los físicos es el número de electrones de alta energía generados en dichos eventos. Según la teoría, debería ser imposible de mantener un campo eléctrico a lo largo de la dirección de las líneas de campo magnético, porque el plasma en el extremo de la magnetosfera debería ser un conductor casi perfecto. Sin embargo, dicho campo es jlo que se necesita para acelerar los electrones.


Cassini muestra las primeras imágenes de la luna de Saturno, Metone

La sonda Cassini de la NASA obtuvo las primeras imágenes del satélite de Saturno llamado Metone. Fue descubierto en 2004, pero aún no se había podido fotografiar y es todo un enigma para los astrónomos.
Metone tiene forma de huevo y sólo tiene 3 kilómetros de ancho. Se encuentra entre las lunas de Saturno Mimas y Encelado y hay teorías que señalan que Metone puede ser un resto desprendido de alguno de estos satélites.
Otra de las teorías dice que es un resto de otros cuerpos más grandes que, tras ser despedido, acabó orbitando al planeta de los anillos. Forma parte, junto a las lunas Palete y Ante, de un grupo conocido como Alkynoides (en homenaje a las hijas del dios de la mitología griega Alkyinides).

Se encuentra a 194.000 kilómetros de Saturno, la mitad de distancia que la Tierra y la Luna, y las imágenes captadas por Cassini se han producido a una distancia de 1.900 kilómetros. La NASA ha señalado que se trata del paso más cercano realizado por la sonda sobre este cuerpo.

El calor infla una zona de Titán, una de las lunas de Saturno
Observaciones realizadas a través del radar de la nave Cassini de la NASA descubrieron una zona de la superficie de Titán, una de las lunas de Saturno, que se infla con el calor. Por ello, los científicos creen que se puede tratar de lo que en la Tierra se conoce como un lacolito, una intrusión formada por magma que empuja de abajo a arriba.
Según ha explicado una de las autoras del trabajo, que ha sido presentado en el encuentro de la Sociedad Astronómica Americana de Ciencias Planetarias, RosalyLopes, las imágenes muestran un montículo gigantesco, casi circular, con una cruz de cerca de 70 kilómetros y que los expertos achacan a las fracturas causadas por el levantamiento de la superficie.
Este no ha sido el único hallazgo en las últimas investigaciones, ya que también se ha hallado en el hemisferio sur de la luna lo que podrían ser dos mares secos. La directora de esta investigación, Ellen Stofan, ha indicado que Titán es el único lugar, además de la Tierra, que tiene líquido estable en su superficie, aunque en el caso del satélite se trata de hidrocarburos y no de agua. Pero, hasta ahora, solo se habían encontrado mares en el hemisferio norte.
Estos posibles mares secos habrían sido de gran tamaño pero de poca profundidad. Así, uno de estos mares secos parece ser de unos 475 por 280 kilómetros de ancho, y tal vez unos pocos cientos de metros de profundidad. La presencia de estos mares en el sur de Titán está siendo estudiada en la actualidad, aunque los científicos ya apuntan a posibles ciclos climáticos que provocarían la transferencia de hidrocarburos líquidos de polo a polo.

Una sonda china captó al asteroide Toutatis cerca de la Tierra

El asteroide, 4179 Toutatis, pasó cerca de la Tierra para luego orbitar Júpiter. El satélite chino logró abandonar su órbita a la Luna y acercarse aproximadamente a 3 kilómetros del asteroide y fotografiarlo.
El éxito de esta misión extendida da a entender que China ahora posee una nave capacitada para viajes interplanetarios. Hasta ahora se desconoce si Change-2 descubrió algo de la composición del asteroide, pero las imágenes tomadas por la sonda china, más las fotografías y videos tomados por la Nasa ayudarán a realizar más estudios al respecto.
Change-2 es una sonda de la agencia espacial china lanzada al espacio en el 2010 como parte del Programa de Exploración Lunar de China. Se espera que la sonda investigue en detalle la superficie de la Luna para así enviar un rover en el 2013.

Científicos rusos aseguran que evitarán el choque de un asteroide con la Tierra
Científicos rusos elaboran un proyecto para evitar la catástrofe que provocaría un posible choque del asteroide Apophis, de casi 300 metros de diámetro, con nuestro planeta.

Aparte del Apophis hay otros dos grandes asteroides cuyas trayectorias cruzan la órbita de la Tierra y los cálculos muestran que existe, alguna probabilidad, aunque sea mínima, de que choquen contra el planeta.
El choque, según los expertos, se produciría en una franja de 50 kilómetros, que se extiende a través de Rusia, América Central y el Atlántico.
Las observaciones indican que en 2029 el asteroide Apophis pasará a una distancia de 36.000 kilómetros de la Tierra y el campo gravitatorio del planeta puede modificar su trayectoria, de manera que su nuevo acercamiento en 2036 podría terminar en desastre.

En el primer acercamiento la agencia espacial rusa Roscosmos está planeando posar un módulo en la superficie del Apophis para establecer allí un radiofaro con el objetivo de que los astrónomos puedan calcular mejor el movimiento del asteroide. Para evitar la catástrofe se necesitarían cohetes transbordadores con una capacidad de carga de 70 toneladas para acercar al asteroide un aparato con instrumentos y combustible suficientes para cambiar la trayectoria del Apophis.
Uno de los especialistas señala que una carga termonuclear sería capaz de desplazar este cuerpo espacial y evitar el choque.

La NASA cree que es posible que haya vida compleja fuera de la Tierra
El director adjunto de la división de ciencias aeronáuticas de la NASA, Jim Adams, ha asegurado que es posible que haya vida compleja y similar a la Tierra en otros planetas. Del mismo modo, ha señalado que esta es la razón por la que la agencia estadounidense sigue buscando en el Universo.
Adams ha justificado la posibilidad de la existencia de vida compleja en la forma en que el Universo fue creado, en donde, según ha explicado, están presentes aminoácidos que acabaron en la Tierra y que, por tanto, también podrían haber llegado también a otros planetas.

Un calentamiento global dejó a la Tierra sin vida por cinco millones de años
Un nuevo estudio sugiere que las extinciones previas al período Triásico ocurrieron debido a que los animales y plantas no podían soportar el calor. Entre 247 y 252 millones de años atrás, la Tierra estaba tratando de sobrellevar una extinción en masa conocida como el período Pérmico. Al desaparecer la mayoría de plantas y animales, la Tierra se comenzó a calentar, y la poca vida que quedaba en el ecuador comenzó a tener problemas para sobrevivir.
Sin plantas que se alimentaran del dióxido de carbono, la Tierra se convirtió en un invernadero sin control, según Paul Wignall, paleontólogo de la Universidad Leeds de Inglaterra y co-autor de la investigación. Las pocas formas de vida que habían sobrevivido a la extinción Pérmica, tales como caracoles y almejas, murieron instantáneamente, dejando a la Tierra con la zona intertropical sin vida por cinco millones de años. Por mucho tiempo, los científicos se preguntaron por qué a nuestro planeta le tomó tanto tiempo recuperarse de la extinción, y esta nueva investigación encontró la respuesta en las temperaturas.
Para el estudio estudiaron pequeños fósiles encontrados en mares poco profundos al sur de China, el cual en ese tiempo correspondía al ecuador. Al estudiar los isótopos de oxígeno de los fósiles, los investigadores encontraron que los mares post Pérmicos del ecuador llegaron a tener temperaturas sobre los 40° Celsius, mientras que en la superficie habían temperaturas entre los 50 y 60°C, niveles que los autores señalan son letalmente calientes tanto para la vida marina como para la terrestre.
Las temperaturas actuales fluctúan entre los 25 y los 30 grados. Los autores concluyen que este fenómeno podría ocurrir nuevamente, sin embargo toda la vida sobre el planeta se tendría que extinguir, lo cual Wignall apunta como un escenario poco probable bajo nuestro estado actual.

Según un estudio la Luna se formó de un trozo de la Tierra

Un planeta de dimensiones similares a Marte llamado Theia, en honor a la madre de Selene en la mitología griega, colisionó contra la Tierra hace 4.500 millones de años cuando el Sistema Solar aún estaba comenzando a constituirse. Según un artículo publicado en la revista Nature, de ese choque surgió la Luna, que sirvió como protección para la Tierra de los meteoritos; además de estabilizar y ralentizar su órbita para evitar un clima dañino para el desarrollo de vida compleja.

Investigadores de la Universidad Washington en San Luis, Estados Unidos, encontraron evidencias que podrían ser definitivas para confirmar la teoría planteada originalmente en los años 70. Los científicos analizaron rocas lunares tomadas por astronautas del programa Apolo y descubrieron que había mayor presencia que en la Tierra de una clase de Cinc más pesado.

El estudio explica que la colisión de la Tierra con Theia provocó temperaturas muy elevadas que parte de ambos cuerpos se evaporaron y el Cinc quedó en una corona de escombros en la órbita terrestre y terminaron formando la Luna.s futuras naves espaciales.

La Tierra tendría una segunda Luna
Investigadores de la Universidad de Cornell dicen que la Luna no es el único objeto natural orbitando la Tierra, por lo que consideran que hay un segundo satélite natural.

El nuevo trabajo científico de la Universidad de Cornell, señala que estas lunas secretas se alejan de la órbita terrestre sin previo aviso. En cualquier momento debe haber al menos un satélite natural de la tierra, de 1 metro de diámetro, orbitando nuestro planeta. Los científicos han confirmado la presencia de al menos una de esas lunas temporales que fue descubierta en Arizona en 2006.

La Luna tiene 10 veces más titanio que Tierra
La Luna cuenta con hasta 10 veces más titanio que la Tierra, según astrónomos que confeccionaron un nuevo mapa del satélite de nuestro planeta.
El titanio, un metal resistente como el acero, pero casi dos veces más liviano, se encuentra principalmente en un mineral llamado ilmenita, que tiene hierro, titanio y oxígeno.

Descubren un exoplaneta 13 veces más pesado que Júpiter

Un equipo de astrónomos descubrió un nuevo planeta gigante, alrededor de la brillante estrella Kappa Andromedae, a 170 años luz de la Tierra. No sólo han sido capaces de detectar este nuevo mundo, sino que lo han hecho observándolo de forma directa, algo que solo se ha conseguido muy pocas veces.
Designado Kappa Andromedae b, el nuevo objeto tiene un diámetro un 10% mayor que Júpiter, pero es mucho más pesado. Tiene una masa 12,8 veces mayor que la del quinto planeta del Sistema Solar. Esto lo coloca en la línea divisoria que separa a los planetas más masivos de las enanas marrones de menor masa, un objeto intermedio entre planetas y estrellas. Esa ambigüedad es uno de los encantos del objeto, dicen los investigadores, que creen que el súper Júpiter puede abrazar ambas posibilidades. De acuerdo con los modelos convencionales de formación planetaria, Kappa And b cae apenas por debajo de la capacidad de generar energía por fusión, en cuyo caso se consideraría una enana marrón en lugar de un planeta.

Los planetas masivos irradian lentamente el calor sobrante de su propia formación. Júpiter emite alrededor de dos veces la energía que recibe del Sol. Pero si el objeto es bastante masivo, es capaz de producir energía internamente fusionando una forma pesada de hidrógeno llamado deuterio. La masa teórica donde puede ocurrir la fusión del deuterio - sobre 13 veces Júpiter- marca la masa más baja posible para una enana marrón.
Los astrónomos han argumentado que las estrellas grandes producen comúnmente grandes planetas, pero los expertos predicen que esta escala estelar solo se puede extender a las estrellas con un par de veces la masa del Sol. Cuanto más masiva es una estrella joven, más brillante y más caliente se vuelve, resultando en una radiación de gran alcance que podría interrumpir la formación de planetas en un disco circunestelar de gas y polvo. Este objeto demuestra que las estrellas tan grandes como Kappa Y, de 2,5 veces la masa del Sol, son plenamente capaces de producir planetas.
El hallazgo del súper Júpiter ha sido posible gracias al telescopio Subaru en Mauna Kea, Hawai. Las imágenes directas de exoplanetas son raras porque los objetos tenues suelen perderse en el resplandor brillante de la estrella. El equipo se centró en la estrella Kappa And debido a su relativa juventud, estimada en la tierna edad de 30 millones de años, apenas un 0,7% de la edad de nuestro Sistema Solar. La estrella se encuentra a 170 años luz de distancia en la dirección de la constelación de Andrómeda y es visible a simple vista.
Kappa And b orbita su estrella a 55 veces la distancia media de la Tierra al Sol y alrededor de 1,8 veces más lejos de lo que Neptuno se encuentra del Sol. El objeto tiene una temperatura de aproximadamente 1.400 grados centígrados y parecería de un rojo brillante si se viera de cerca por el ojo humano.
El equipo científico detectó el objeto en observaciones independientes en cuatro diferentes longitudes de onda infrarrojas en enero y julio de este año. Al comparar las dos imágenes tomadas con medio año de diferencia mostraron que Kappa And b tiene el mismo movimiento a través del cielo que su estrella, lo que demuestra que los dos objetos están unidos por la gravedad y viajan juntos por el espacio.

Descubren una estrella orbitando alrededor de un agujero negro
Científicos de la Universidad de California reportaron el descubrimiento de una estrella que orbita alrededor de un enorme agujero negro que se encuentra en el centro de la Vía Láctea.

La estrella, conocida como S0-102, tiene una órbita de 11 años y medio, y podría ayudar a los astrónomos a descubrir si la teoría de Albert Einstein acerca de la predicción fundamental sobre cómo los agujeros negros hacen una curvatura del espacio-tiempo es correcta.

Los astrónomos conocían solo una estrella con una órbita muy corta cerca del agujero negro llamada S0-2 que posee una órbita de 16 años.
Los agujeros negros tienen una densidad tan grande que nada puede escapar de su campo gravitacional, ni siquiera la luz. Ellos no pueden ser vistos directamente, pero su influencia en estrellas cercanas puede ser analizada. La teoría de Einstein de la relatividad predice que la m
Un experimento único en su especie podría revelar que nuestro universo tridimensional es, en realidad, una ilusión holográfica, según la hipótesis barajada por un equipo de científicos del Laboratorio Nacional Fermi, de los Estados Unidos.

Así como cuando un espectador, que mira una película en la televisión a una distancia apropiada, logra ver imágenes íntegras, reales y en tres dimensiones, al observar la pantalla muy de cerca puede advertir que, ciertamente, la imagen está compuesta por un conjunto de pequeños píxeles de dos dimensiones.
Del mismo modo, el astrofísico de partículas Craig Hogan sostiene que todo lo que vemos a través de nuestros ojos, el universo en su conjunto, podría ser una ilusión compuesta por imágenes basadas en una especie de píxeles de dos dimensiones. Así, toda la información sobre nuestro cosmos podría ser codificada en pequeños paquetes bidimensionales. Estas porciones de información serían tan diminutas, más o menos 10 billones de billones de veces más pequeñas que un átomo, que no podrías ser vistas jamás a simple vista.
Hasta que las mediciones proporcionadas por el experimento sean realizadas, la idea de Hogan será una mera hipótesis. Para lograr llevar adelante la experiencia, el Laboratorio Nacional Fermi construyó un instrumento denominado holómetro, un dispositivo tan extremadamente sensible, que podría discernir la existencia de estos diminutos píxeles.
"Queremos saber si el espacio-tiempo es un sistema cuántico al igual que lo es la materia", sostiene Hogan. "Si vemos algo, van a cambiar por completo las ideas sobre el espacio que hemos utilizado durante miles de años".
El equipo científico a cargo del experimento, financiado directamente por la Oficina de Ciencia del Departamento de Energía de Estados Unidos, prevé trabajar con el holómetro durante un año para lograr reunir los datos necesarios antes de cualquier conclusión.